septiembre 10, 2014

Crítica - Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones (Charles Bukowski)

Crítica - Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones, de Charles Bukowski. 1967. Inglés. 150 págs,


Hablar de Bukowski es siempre complicado. En primer lugar, los fanseses toman una postura de divinización más allá de lo racional, mientras que los detractores niegan cualquier mérito literario en él. Lo chistoso es que normalmente ninguno de ambos suele hablar de la verdadera literatura de este escritor Norteamericano de la deca(dencia)da de los años sesentas, setentas y ochentas. Se trata del escritor anglo-germano Charles Bukowski, el hombre del erotismo profano y el desierto de neón del sueño americano (aclaro que leí esto del desierto en algún lugar, y se me hizo la mejor definición posible). El libro del que hablo hoy es una colección complicada de 19 cuentos, que varían en tema y extensión, pero que convergen en una simple cosa: Bukowski.

Y ¿por qué hablar de Bukouski? Bien, porque salvo dos o tres cuentos, el personaje principal es ese fantasma de Bukowski, nombre del personaje central de la obra de Bukowski. No, no es un arranque de vanidad del autor, sino un testamento maldito de la fatiga y el fracaso de sí mismo. El viejo obsceno, Hank -el alter ego desarrollado-, cuenta con detalle el mundo en el que vive antes de ser una furia completa en sí mismo, que parte desde las experiencias sexuales de un trabajador sin futuro, hasta las peripecias de una pluma apreciada por la juventud pero censurada por la crudeza de su fastidio. En los cuentos de este libro tenemos una muestra perfecta de la obra del Charles, y que nos transporta al mundo bajo de la clase media baja y baja en el sur de Estados Unidos, donde la adicción, la promiscuidad y la violencia terminan siendo una sola cosa: la vida del perdedor.


Los cuentos de Bukoswki narran esa sensación de frustración y fracaso, además del consuelo de quien lo ha terminado de aceptar desde hace mucho. Podemos leer la relación violenta de dos personas, así tanto en una relación amorosa como en un par de amigos de tragos, antes de descubrir un asesinato sospechosamente real, que bien es una analogía del destino de un periódico underground en L.A., perseguido por la decencia y el egoísmo. En este libro, podemos ver la complejidad del mundo del autor, quien centrado en California, da una muestra de la sociedad en que vive, y de lo duro que es darse cuenta de ser él, que si bien se ha labrado fama y aprecio, eso no le da dinero ni felicidad. Desempleo, alcoholismo, y un sentido de aceptación de la fealdad propia son sólo los signos centrales de cada narración, en las que si bien aparece en sexo y la depravación como parte elemental, no son el centro de sus argumentos. Bukowski escribe para los de abajo, para los fracasados, para los impertinentes, para los que son como él: grandes perdedores.

Esta colección de cuentos es una fascinante ventana al mundo Bukowskiano, del que se habla mucho pero se lee (leer a fondo) poco. Sírvase usted, lector amable, a descubrir al verdadero hombre sensible atrapado en el cretino que todos dicen amar-odiar, y adentrarse en la pesadilla de ser un exiliado en la tierra del sueño americano.... sin ser inmigrante ilegal, claro.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...