septiembre 21, 2013

Presentación de libro: El retorno y otras nocturnidades (lecturas)

Presentación de libro:  El retorno y otras nocturnidades, de Ney Antonio Salinas Domínguez.

Reseña Acá abajo:

Recientemente se ha publicado de forma independiente el primer volumen de cuentos del escritor chiapaneco Ney Antonio Salinas Domínguez "El retorno y otras nocturnidades". Este es un libro de bastante interés para el mundo de la literatura moderna Chiapaneca. En breve se publicará una reseña. En esta ocasión, transcribimos las palabras del autor en las dos primeras presentaciones que se han realizado en Septiembre en la hermosa ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

(Ney Antonio Salinas Domínguez)

Bienvenidos todos los que aquí concurren, en esta hora y en este lugar. Bienvenidos todos los que están aquí sin estar presentes. Enhorabuena, porque la literatura sigue siendo motivo de reunión y de calor humano; considerando pues que la pasión es uno de los pilares sobre los que el arte se sostiene y se sustenta en medio de la noche de nuestros tiempos, entonces, el motivo de pasión en esta velada se llama “El retorno y otras nocturnidades”. Libro que contiene un itinerario de vigilias y una analogía de nuestras tragedias. Historias narradas desde la ficción y que ocurren en la noche de Chiapas y del mundo.


El tema de la noche en la literatura y el cine es normalmente interpretado como terror, miedo, decadencia; es decir, una analogía de nuestras antiguas y recientes colecciones de temores y supersticiones. También, la noche está hermanada al misterio, y es esta senda la que recorre “El retorno y otras nocturnidades”, como un acto de resistencia, o un acto de exploración ejercido en ese misterio de la vida que acontece durante la noche que padecemos, intenta contemplarse a sí misma, en la bitácora de nuestro dolor para sobrevivir la noche.
Y la noche en si tiene su propio misterio que se corresponde con nuestros tiempos. Es muy señalada la noche que comenzó con el colapso de la civilización clásica y que terminó con los primeros destellos de luz traídos por el Renacimiento italiano.
Entonces podemos citar a James M. Cain: El diablo no quedó defraudado aquella noche”. De su novela: EL CARTERO SIEMPRE LLAMA DOS VECES
Y también podemos tener fe;
La literatura, el arte, la ciencia, la cultura, la fraternidad, son los últimos asideros del hombre ante el abismo.
En mi caso, puedo convenir que el motivo principal para este libro se concentra en estas razones:
  1. El hecho de contar nuestras historias desde la narrativa que busque la comunión entre narrativa y poesía, siendo nuestra geografía pródiga en poetas y demás admirables especies.
  2. Contribuir en la humilde y ardua tarea de posicionar a Chiapas, dentro de la geografía literaria nacional, como un tema de importancia literaria y cultural, más allá de que habitemos el doloroso Sur de nuestra lastimada república.
  3. Se ha manejado en el centro y el norte del país, incluso en el extranjero, de que Chiapas como potencia literaria produce mucha poesía, pero que en narrativa son dos nuestros grandes temas, de los que no hemos podido salir; zapatismo e indigenismo.
[Leído el 05 de Septiembre de 2013 en la Cafebrería “Los Artistanos”, en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas: Presentación de “El retorno y otras nocturnidades”.]


Bienvenidos todos los que aquí concurren, en esta hora y en este lugar. Bienvenidos todos los que están aquí sin estar presentes. Enhorabuena, porque la literatura sigue siendo motivo de reunión, de regocijo, de crecimiento y de calor humano; y considerando pues que la pasión es uno de los pilares sobre los que el arte se sostiene y se sustenta en medio de la noche de nuestros tiempos, nuestro motivo aquí se llama PALABRA, desde el sur, hacia el sur, en el sur. Aquí concurro con este libro, “El retorno y otras nocturnidades”. Libro que contiene un itinerario de vigilias y una analogía de nuestras tragedias. Historias narradas desde la ficción, que ocurren en la noche de Chiapas y del mundo.
El tema de la noche en la literatura y el cine es normalmente interpretado como terror, miedo, decadencia; es decir, una aproximación a nuestras antiguas y recientes colecciones de temores y supersticiones. También, la noche está hermanada al misterio, y es esta senda la que recorre “El retorno y otras nocturnidades”, como un acto de resistencia, o un acto de exploración, ejercido en ese misterio de la vida que acontece durante la noche que padecemos, e intenta contemplarse a sí misma, en la bitácora de nuestro dolor para sobrevivir la noche.
Y la noche en si tiene su propio misterio que se corresponde con nuestros tiempos. Es muy señalada la noche que comenzó con el colapso de la civilización clásica y que terminó con los primeros destellos de luz traídos por el Renacimiento italiano.
Entonces podemos citar a James M. Cain: El diablo no quedó defraudado aquella noche”.De su novela: EL CARTERO SIEMPRE LLAMA DOS VECES
Y también podemos tener fe;
La literatura, el arte, la ciencia, la cultura, la fraternidad, son los últimos asideros del hombre ante el abismo.
Cabe preguntarse si el hombre tiene esperanzas de resistir. Y podemos responder con palabras de Roberto Bolaño; yo soy de los que creen que el ser humano está condenado de antemano a la derrota, a la derrota sin apelaciones; pero que hay qué salir y dar la pelea, además, de la mejor forma posible, de cara y limpiamente, sin pedir cuartel, porque además no te lo darán, e intentar caer como un valiente y que eso es nuestra victoria.
A mitad de la noche, con nuestras historias al hombro es cuando el silencio nos pone a prueba, y la palabra funge como la única posible tabla de salvación. Así, surge “El retorno y otras nocturnidades”, estructurado por catorce narraciones que provienen del centro mismo de la noche, y en sus páginas existe una cita con la poesía, no sólo por el escenario geográfico en que nos encontramos, sino como un acto de comunión y resistencia.
Estamos aquí por la PALABRA, eso, lo es todo. Y no importa que nos citemos aquí, en el doloroso sur de nuestra vejada república por políticos analfabetas y sus reformas infames. Porque pese a la oscuridad de nuestros tiempos, siempre será loable encontrarnos y reconocernos siempre en el sur, “Al Sur de la Palabra”.
[Leído en el Séptimo Encuentro Nacional de Literatura “Al Sur de la Palabra”. San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, el día 19 de Septiembre de 2013.]


E. Adair Z. V.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...